Publicado en Coaching, Supervisión

Agradecimiento al equipo de trabajo

EQUIPOLos equipos de trabajo son la base de que tu negocio funcione y para ello tienes que crear ese clima de confianza para que ellos sean piezas claves. Yo les digo que son mis tesoros y  por lo tanto los tengo que cuidar como tal.

 Dos premisas muy importantes para mí a la hora de escoger a alguien son: actitud y transparencia. Cuando traen un Currículum ya ves que actitud y ganas tienen y eso demuestra el grado de inquietud, ganas de, pasividad… con la que están pidiendo trabajo.

La entrevista personal, es el factor clave. Aquí ves realmente a la persona y ya puedes observar, cual es su interés, su comunicación verbal y no verbal. Ves si hay esa inquietud para aprender, para crecer, para superarse si cabe. A la vez, tú ya vas viendo cómo se integrará con el equipo, pues conoces muy bien el equipo que tienes. A partir de aquí, has de integrar a la persona al equipo y hacer que esta integración esté  acompañada de tu seguimiento. Un “cómo te sientes, te sientes apoyado por tus compañeros, si necesitas algo, pídelo. Al equipo  le pides feedback de cómo lo ven,  hay algo que le puede ayudar, necesitáis algo de mí.

Si bien he dicho que, para mí, el equipo es mi tesoro, tengo muy claro que nadie es imprescindible, ni yo misma. Esa es la clave más importante a tener en cuenta. Si somos tan imprescindibles, ¿Qué pasará si mañana no puedes estar presente en el negocio por lo que sea? Traslada la misma pregunta a cada uno de los miembros del equipo.

La gran importancia del EQUIPO, es la integración de todos, todos saben hacer todo y aunque cada uno tenga su rol, pueden ser el punto de apoyo por si mañana falta uno. El negocio no se resiente y lo más importante, el equipo tampoco.

Si en tu empresa  hay dos turnos de trabajo o tres, todos ellos conforman un solo equipo. El equipo A tienen que dejar todo ok para que sus compañeros del equipo B puedan hacer bien su trabajo y estos, a su vez, dejar nuevamente todo Ok para los primeros  y así hacer que la rueda gire sin ningún problema. Así se forma un solo equipo y no entran en competencias/ rivalidades de turnos/equipos.

Si necesitas que tu equipo sienta esta integración como parte de su  crecimiento, comunícate por privado y tenemos un primer encuentro gratuito.

Gracias equipo por hacer que cada día podamos seguir creciendo juntos!

Ester Echeverría

Publicado en Coaching, Crecimiento personal, inteligencia emocional

Las rachas son como el tiempo…

amanecerSon las 6:30 am, parece que el sol tiene ganas de iluminar mi camino pero la luna todavía está presente. Camino hacia la parada del bus, pronto entro a trabajar. Me gusta la paz que transmite la ciudad, puedes escuchar y distinguir mejor todos los sonidos que te ofrece madrugar. Mientras estoy disfrutando de ese silencio matutino, dos voces fuertes interrumpen mi estado de paz. Cuando esas voces se  alejan me quedo pensando en lo que acaban de decir: “las rachas son como el tiempo, tienen que haber buenas y malas. El tiempo tiene que ser cambiante para que haya un equilibrio”.

Me llevé esta frase a mi vida, y pensé: “todo pasa por y para algo”. Estoy en un punto de cambio, y aunque por momentos pueda ver los días más grises que azules, siempre hay un rayo de luz que ilumina mi camino. Sigo mi intuición y acepto que estoy aquí y ahora y que, como dijeron estos chicos, ya vendrá otro día y equilibrará mi vida.

Lo que más me ayuda a poder tener esta paz son: mis valores y  ser fiel a mí misma. Aceptar que la vida son rachas no cambia mi realidad pero posibilita a que pronto vendrá un cambio, sin idealizarlo ni juzgarlo, aceptando que lo que pase será fruto de mis elecciones, desde este punto me responsabilizo de lo que pase y no culpo.

En mi nuevo rol de llevar un equipo de trabajo formado por personas donde los objetivos de vida y las edades son tan distintas, cuando pregunto: “quién hizo esta rotación, o este cambio, o repuso tal cosa… “ la respuesta siempre es la misma (independientemente de la persona): “es culpa mía”… siempre digo lo mismo: “aquí no hay culpas, hay responsabilidades”. Esto me hace pensar que funcionamos con piloto automático,  que estamos entrenados a culpabilizarnos y eso nos frustra porque defraudamos y nos hace sentir mal, pequeños…. Tomémoslo como una responsabilidad y una oportunidad de aprendizaje.

Y tu vida… en qué racha está?.

Un abrazo y feliz domingo

Ester

Publicado en Familia

Equipo + Emoción = Éxito

wwEsta semana he celebrado mi cumpleaños y tengo que decir que ha sido una celebración muy especial. Especial por el amor y el cariño que han puesto para sorprenderme.

El regalo ha culminado el gran día, no por su importe económico (que ha sido cero) sino porque ha sido un proyecto en el que le han dedicado muchas horas. Quisieron sorprenderme y lo consiguieron. Crearon, con piezas que teníamos en casa, una camioneta que siempre he querido tener. 🙂 Ilusión, complicidad, trabajo, risas, equipo, familia y mucho mucho amor. Han pasado varios días y literalmente una noche entera trabajando en ello. Podía más ver el resultado final que el cansancio. Se cumple la fórmula de la triple E + E = E  (equipo, emoción, éxito)

Qué pasaría si todos nuestros proyectos fueran creados desde la complicidad y la escucha, aceptando ideas nuevas, proponiendo otras… Traslademos ésto a nuestro equipo. Con trabajo, complicidad, apertura de mente, escucha y no compitiendo sino cooperando se consiguen cosas muy grandes. Recordad, hablamos de la triple E. 

Esto es lo que cada mañana me hace abrir los ojos y valorar lo que tengo.

Gracias por sorprenderme 🙂

Ester Echeverría