Qué dice tu letra más allá de las palabras

2021-09-30T18:30:00

  días

  horas  minutos  segundos

hasta

Qué dice tu letra más allá de las palabras

Autoconocimiento a través de la grafología

La letra dice mucho de nosotros y es una herramienta muy poderosa para dejarla pasar por alto. Te llevarás una visión global de la importancia de la grafología. Verás qué dice la firma y tu letra. TALLER PRESENCIAL Día: 30 de Septiembre Hora: 18:30 A 20:30 Lugar: C/ Córcega próximo Rambla Catalunya BARCELONA

37,00 €

Decisión

Creemos que tomar decisiones puede ser complicado y yo diría que… puede ser! Ahora bien, piensa esto: cada día tomas millones de decisiones. Desde que abres los ojos, hasta que te vas a dormir estás tomando decisiones.

El tema está en que funcionamos con piloto automático y creemos que hacemos lo que toca. Pero ¿Quién elije tomar café y una tostada cada mañana? ¿Quién elije ir en moto, bus… al trabajo? ¿Hacer una llamada ahora o más tarde?….

Aquí está el gran qué de la cuestión, cuando nos cuesta tomar una decisión pasa por nuestras inseguridades, nuestras dudas, nuestras creencias. Quizás falta un poco de confianza.

Fíjate bien que las decisiones donde no hay una emoción asociada, son rápidas y fáciles de tomar.

Te invito a que un día, el que tu quieras, tomes papel y boli y anotes cada vez que tomes una decisión y cuantifícala del 1 al 10 según el grado de dificultad en tomar esa decisión. Este ejercicio nos ayuda a identificar bien que creencias nos están limitando, identificar qué nos hace entrar en un bucle y por tanto consumir una energía que podemos destinar a otra cosa.

Ya me cuentas que tal te ha ido!

Feliz semana 🙂

Ester Echeverría

El poder de la palabra

Pasan los años y cada vez le doy más valor a lo que pronunciamos. Constantemente estamos haciendo declaraciones, estamos anunciando algo y es por ello por lo que hay que tener muy claro lo que vamos a decir.

Antes de decir algo piensa si ¿es cierto?, si ¿es necesario? y por último si ¿es bueno?

Hay distinciones que para mi son muy valiosas, pues según las usemos obtendremos lo que estamos buscando

Tengo qué vs quiero si os fijáis bien, el primero tiene un deje de obligación, y si… durante el día tenemos que hacer muchas cosas porque tocan (trabajar…) pero hay que ver también cómo puedo hacer para convertirlo en un quiero.

Os cuento que si tomamos las cosas desde el quiero, es como si estuvieras en la línea de partida en una carrera con un pie ya delante y el otro para impulsarnos, pero si me veo obligada hacer la carrera, parto desde la pesadez.  Con esto quiero deciros que, dado que tenemos que hacerlo, que tal si ponemos impulso, desde el quiero, nos va a ayudar accionar diferente a la postura de rigidez porque es obligación.

Queja vs reclamo (petición) Mira, me puedo pasar el día quejándome de que nada me funciona, de que tengo que hacer mucho, de que toda la carga cae sobre mi y quedarme con esa mochila llena de piedras que nuevamente me anclan y me dificultan la movilidad. Pero fíjate si en lugar de quejarme de que no me sale nada, paso a ver qué estoy haciendo para que se den los resultados que quiero, que tal si a lo mejor pido ayuda, busco y me organizo para saber que estoy haciendo realmente y en caso de que no pueda por mi misma que tal si pido a alguien que me de una mano. ¿Veis que es diferente mi actitud en un caso y en otro?

Otro ejemplo es el hecho de que la casa está desordenada y que mis hijos no me ayudar…. Quejarme…. O puedo pedir, que este espacio, el hogar, es para un bienestar común, que tal si cada uno se responsabiliza y colabora para que todo fluya diferente.

¿Por qué vs Para qué? uno te invita a obtener una respuesta cerrada, o simplemente porque si y porque no. Por el contrario, el para qué va a invitar a tu interlocutor a reflexionar la respuesta y que esta sea más extensa.

Fíjate, si yo digo para qué estoy aquí compartiendo contigo estos tips, me dibuja una sonrisa en mi cara y ganas de compartir lo que me funciona. Si yo digo porque estoy aquí escribiendo, capaz diga porque hace más de una semana que no me paso por aquí. Me siento feliz de estar aquí desde las ganas de compartir contigo 😊

Espero puedas incorporar estos tips y deseo que te funcionen. Recuerda que aprendimos a caminar después de caernos y golpearnos muchas veces y aquí estamos, caminando y viviendo.

¡Si quieres saber más sobre ello, no dudes en escribirme!

Feliz semana

Ester Echeverría



Nos montamos una película…

Mando un mail diciendo: “…tal día daré una fiesta y si quieres pasarte me encantaría recibirte, cariños Ester”.

Llega el famoso día y apenas está el 40%, Que frustración, ¿Qué habré dicho o hecho para que no quieran ni venir a celebrar conmigo?…. ¿Sabéis donde está el error?: resulta que yo notifiqué algo, pero no pedí que me gustaría compartir contigo ese momento. Resulta que no hice una petición, sino que notifique algo ¿Veis la diferencia?

Cuando quieras comunicar algo, fíjate si el que lo recibe va a entender lo que realmente estás diciendo.

Solemos interpretar la información y eso es lo que nos lleva a graves errores que podían haberse evitado. Interpretamos y muchas veces sin fundamento alguno. Es por ello que antes de sacar conclusiones mide todas las variables que son reales, especificas, cuantificables.

Un ejemplo que solemos encontrar en el entorno de empresa, pero que se aplica a cualquier ámbito de la vida. “La mayoría de mis compañeros, incluido mi jefe, consideran que no soy valido en mi trabajo”. Bien, analicemos: ¿Cuántos compañeros exactamente lo piensan?, ¿en base a qué han hecho esta afirmación? ¿Cuántos te han dicho, personalmente, que no eres valido? ….

Empiezas a desgranar y a cuantificar los hechos y resulta que un compañero de otra planta dijo que el informe que hizo podría ser más completo, teniendo en cuenta, el puesto y el cargo que tiene. Pero lo que él recibió es fruto de toda una interpretación y suposición, interpretó un comentario y lo dio por válido, le dio todo el poder, tanto es así que resulta que ha llegado a la conclusión que él no es valido, cuando en realidad se habla de que el informe es el mejorable.

Muy importante, cunado demos Feedback a alguien, tanto positivo como “mejorable” (por no decir negativo, que no me gusta), démoslo sobre el hecho y no sobre la persona. No es lo mismo decirle a tu hijo que es tonto, que decirle, para qué haces estas tonterías. El primero ataca a la persona, el segundo al hecho.

Estos días estoy dando en mis RRSS tips sobre el poder de la palabra. Pequeñas distinciones que pueden hacer que tus conversaciones sean mucho más productivas.

Sígueme y cualquier consulta dime

Gracias por leerme 🙂

Publicado en Coaching, Crecimiento personal, Distinciones, inteligencia emocional

Justo hace un año….

Photo by Luis Fernandes on Pexels.com

A un año de que empezó este gran cambio de vida a nivel mundial paro a reflexionar que ha pasado mientras transitaba por él.

Momentos de miedo, preocupación y ocupación a la vez, soledad, agobio …. un sin fin de emociones me invaden y me producen una sensación rara en mi.

Siento alegría por estar bien, porque la gente más próxima está bien, porque han habido nacimientos y eso es un indicador de que la vida sigue. Siento tristeza, por las pérdidas, por la distancia que nos ha tocado vivir, por esa desafectivización a la que nos ha llevado este querido virus, pandemia o el nombre que querramos ponerle. Somos latinos, sangre caliente, nos gusta el abrazo y el beso y eso se ha cortado en seco, pero hemos aprendido a desarrollar otros sentidos, nuestros ojos brillan más en todo sentido, mírame y verás si estoy triste o alegre, distinguimos ese brillo como nunca antes.

Hay momentos en que me veo luchando contra viento y marea al igual que Quijote luchaba contra los molinos. Hay otros en que visualizo mi vejez, feliz llena de luz y rodeada de la gente que más amo.

Gracias por este año tan complicado, pues he aprendido a valorar más lo que tengo y siento y a desvalorizar más otras tantas cosas que antes eran prioritarias.

Acordémonos de la importancia de agradecer, pues generamos una energía de plenitud, porque ponemos el foco en lo positivo que nos ha pasado y eso nos permite caminar.

¿A qué le darías gracias tú?

¿Qué es lo más valioso para ti hoy?

¿Coincide con lo que pensabas hace un año?

CUÉNTAME

Buen fin de semana,

Gracias por ser y estar.

Publicado en Coaching, Crecimiento personal, Distinciones

¿Te ocupas o te preocupas?

IMG_7939

Piensa por un momento cuantas veces al día nombras la palabra “preocupado”  y verás que son unas cuantas. Te suena haber dicho o escuchado:  “estoy preocupado por tal, estoy preocupado porque la gestión no avanza, estoy preocupado porque si no pasa de curso, estoy preocupado por el futuro…”

Estoy preocupado, nos invita a tener miedo y a quedaros estáticos: quietos, a quedarnos con lo que tengo o creo, por si acaso. La otra gran barrera: el “por si”, por si acaso mejor no hago, por si pasa tal o cual mejor me quedo como estoy, por si…

Qué tal si en vez de preocuparnos por algo nos ocupamos para que salga como nos gustaría. Qué tal si en lugar de preocuparnos por lo que pasará mañana, nos ocupamos de lo que pasa hoy y nos ocupamos de crear nuestro mañana. Quedarme enganchada en la preocupación me paraliza la acción y mi cabeza entra en un bucle negativo que no me deja avanzar.  Ahora te invito a pensar cuántas veces te quedas dando vueltas a algo por lo preocupado que estás o por si acaso, mejor…

Ocupémonos de trabajar, labrar, disfrutar el hoy para mañana llegar con mejor energía. Pensamiento positivo y posibilitador.

SI ME OCUPO ACTIVO ALGO Y SI ME PREOCUPO ME PARALIZO. 

Feliz semana amigos 🙂

Ester Echeverría 

Publicado en Crecimiento personal, Distinciones, Familia

Un septiembre más

INCERTIDUMBRE con CONFIANZA

Si buscamos la definición de incertidumbre en el diccionario nos la define de la siguiente manera: “falta de seguridad, de confianza o de certeza sobre algo, especialmente cuando crea inquietud”

Creo que así nos sentimos gran pare de la población con la vuelta al cole, al trabajo, a la rutina de cada septiembre después de un periodo de vacaciones. Sabemos que este septiembre nada tiene que ver con los otros y quizás esa rutina que tanto nos pesaba ahora nos vendría de perlas, pues sabemos que este año es muy diferente.

Hoy sentimos que nadamos en un mar de dudas, de incertidumbre y queremos respuestas. Queremos que la escuela nos diga que lo tiene todo controlado, que cubren con todos los protocolos y con todas nuestras expectativas.  Pero seamos honestos, hay incertidumbre. Seguramente sí, pues estamos ante una situación completamente nueva, sin precedentes y sin saber qué más sorpresas nos puede dar.

Queremos respuestas y no las tenemos, y digo que a mí como madre me pasa lo mismo, pero tenemos que confiar en las escuelas, en las empresas… ellas siguen al pie de la letra todas las recomendaciones para que todo vaya de la mejor manera posible. Confiemos en nuestros hijos, y dejémosles llevar una vida saludable, física y psíquicamente. Enseñémosles la importancia del cuidarse, pero no hoy porque estamos ante algo tan grande y peligroso como el COVID, ¡sino SIEMPRE! Cuidarse, quererse, protegerse siempre. Somos cómo una maquinaria fina y precisa que tenemos que mimar y querer hoy con COVID y mañana sin él. Hábitos que debemos tener incorporados y hoy más que nunca, tenerlos presente.

Procuremos que la incertidumbre del qué pasará cuando llevemos una semana de colegio, o compartiendo en el trabajo, sea sólo un pensamiento. No anticipemos, simplemente seamos responsables cada uno de nosotros con lo que podemos hacer para que esto frene. Cada pequeño gesto que hagamos responsablemente tendrá un efecto multiplicador.

CONFIEMOS en qué todo pasará, así como confiamos que mañana amanecerá.

Un abrazo y feliz inicio de curso 20-21

Ester Echeverría

Publicado en Crecimiento personal, Distinciones

Un regalo para fin de verano

Se acerca el fin de un verano diferente, un verano que ni en nuestros sueños habíamos imaginado. En mi caso, he necesitado salir de casa y estar unos días en otro ambiente, necesitaba sentir que soy libre y que puedo moverme por donde quiero. La realidad me dice que puedo hacer lo que quiera siguiendo las normas de convivencia que se recomiendan y que la libertad no me la da nadie, la libertad está en mí.

Si bien es cierto que he pasado por todas las emociones que hay y más, digo que me siento afortunada por estar aquí y ahora compartiendo contigo unas palabras.

He reflexionado mucho y me he dado cuenta de que mis prioridades en la vida han cambiado. Valoro lo que tengo, también tengo claro lo que quiero. Quiero calidad de vida, quiero disfrutar cada día al máximo, quiero rodearme de gente alineada a mí, a mis valores…. Gente que sume en mi vida.

Vivimos en una sociedad donde todo tiene un coste y a consecuencia de la pandemia, las economías familiares, empresariales y mundiales están tocadas. Hablo por mí, pero supongo que somos muchos que hemos tenido que usar esa frase que nuestros padres o abuelos nos decían: “hoy toca apretarse el cinturón”.

Pero qué pasa con mis miedos, con mi incertidumbre de qué hacer con mis hijos, que en poco más de una semana vuelven al colegio, con el trabajo, si nos confinan qué, cómo puedo manejar todo ello… CONFIANZA es lo que me pasa por la mente, pero con quién y a quién. MIEDO, ANTICIPACIÓN, ACEPTACIÓN

Si sientes la necesidad de hablar y crees que te puedo acompañar, sólo tienes que contactarme y tenemos una sesión de coaching GRATUITA.

Espero aproveches este regalo, pues somos muchos los que nos podemos dar la mano.

Sí quieres este REGALO ya sabes lo que tienes que hacer.

Te espero

Cariños,

Ester Echeverría

Publicado en Coaching, Crecimiento personal, Distinciones

“A veces la vida te pone en situaciones límites…”

luz-lanas“A veces la vida te pone en situaciones límites…” Cuantas veces hemos escuchado esta frase!

Responsabilizamos a la vida, pero pensemos…. ¿será que somos nosotros los  responsables de las decisiones que tomamos para  hagan que la vida suceda tal como está sucediendo?

Si, es cierto, hay momentos en que las cosas se han liado tanto que ya no sabemos por donde tirar. Pongámoslo en imágenes. Un ovillo de lana, tiramos de una punta para empezar a deshacer el ovillo, y resulta que es la punta equivocada, el lío que se hace es enorme. En esta situación podemos, quejarnos de que el que hizo el ovillo tenía que haber escondido la punta del final y bla bla bla… o podemos armarnos de paciencia y con el más delicado cuidado empezar a deshacer el lío que se ha hecho. Cada decisión que tomemos hemos de ver si nos aleja o nos acerca a nuestro objetivo.

Hablamos de responsabilidad, ¿cuan conscientes somos de nuestra responsabilidad en las cosas que nos dan un resultado distintos al que queremos? ¿Cuál es nuestro piloto automático?

A veces responsabilizamos a los otros de lo que nos pasa porque es muy duro asumir que somos parte del resultado conseguido.

Además de hablar de responsabilidad, ¿crees que podríamos estar hablando de miedo? Miedo al qué dirán, miedo al rechazo, miedo a hemos fallado, miedo a la soledad…. ¿Nuestro ego nos permite ser vulnerables?

Todas estas preguntas han surgido porque creo que no somos justos con la vida, culpamos y responsabilizamos fuera las cosas que nos pasan, y sí,  puede ser que fuera esté el punto que hizo que hoy estemos donde estamos, pero ¿quién decidió tomar, escoger, seguir, hacer….? Uno mismo

Busquemos en nuestro interior y reconozcámonos vulnerables, aceptemos que somos responsables de la vida que tenemos y hagamos los pasos que tengamos que hacer para llegar a la vida que queramos, nosotros, como individuo que somos,  para desde aquí poder ser consciente de las decisiones comunes, solitarias… que tomemos para tener la vida que queremos.

Gracias por encontrar nudos en la vida, pues es un paso más que consigo para llegar a la plenitud.

Ester Echeverría

Publicado en Coaching, Crecimiento personal, Distinciones, inteligencia emocional

Creemos que…

ayudaa
Creemos que pedir ayuda es mostrar que no has sido capaz de…
Creemos que si pedimos ayuda es porque solos no hemos sido capaces de…
Creemos que si pedimos ayuda sabrán que somos vulnerables.
Creemos y creemos y esas creencias que nos vienen al presente nos ocupan en la mente tanto, que cuesta deshacer ese lió mental.
Si pedimos ayuda es porque lo hemos intentado una y otra vez y necesitamos alguien de fuera para que nos de una visión distinta a la que tenemos.
Si pedimos ayuda somos personas que accionamos y  a pesar de no obtener los resultados deseados seguimos caminando hacia nuestro objetivo, no nos rendimos.
Si pedimos ayuda es porque sabemos que tenemos gente que nos quiere y nos valora y desde el amor nos tiende una mano.
Si pedimos ayuda es porque sabemos lo que queremos, porque lo hemos intentado de todas las maneras, porque sabemos que está aquí no más… pero falta un saltito. 
Pero sobretodo, agradecemos esa mano que a veces sin pedirlo está para apoyarnos.
Esta imagen que se me ha cruzado hoy en mi camino y que quiero compartir contigo es para dar las gracias a todos los que a lo largo de la vida me habéis tendido la mano sin yo pedirla, gracias a los que la habéis tendido cuando os la he pedido. Gracias por tanto amor 
Feliz Semana amigos
Ester Echeverría
Publicado en Coaching, Crecimiento personal, Distinciones, inteligencia emocional

Abre la luz y mira al espejo…

autonomia

Abre la luz y mira al espejo,

Una bella persona reflejada en él se ve

Todo brilla a su alrededor pues

Orgullos@ está de lo que ve.

Con gran atención se mira,

Observa lo que está más allá de la imagen reflejada,

Niñ@ alegre y feliz, su sonrisa

Contagia a quien le rodea.

Emocionad@ de haberse aceptado como es,

Pues por encima de todo se quiere.

Tiene un cuerpo, una mente y un espíritu muy valioso y por todo ello se siente

Orgullos@ de ser como es.

¿Qué Autoconcepto tienes… y qué características tiene?  ¿Te resulta satisfactorio, o qué cambiarias?… Te invito a compartir tu reflexión!!

Ester Echeverría

Publicado en Coaching, Crecimiento personal, Distinciones, inteligencia emocional

Queridos amigos cuántas veces decimos “he perdido el norte”.

phontoLevántate, pon foco y dispara!!! Este ha sido mi objetivo desde que me di cuenta que estaba sobreviviendo mi vida y no viviéndola. Por esas casualidades de la vida me encontré con el Coaching y pensé que podría ser interesante para mí. Me certifiqué al mismo tiempo que hice una toma de conciencia de mi vida. Digamos que me sirvió para aceptar y superar cosas, para crecer. Hace un tiempo me mandaron un mail para ir a un seminario, el cual no llegué a leer (creo) porque son tantas invitaciones a eventos relacionados con el crecimiento personal, que al final uno se embota de tanta información. Finalmente me llamaron por si podíamos tener un encuentro y así me explicaban personalmente. Me encontré con Lluís y me contó sobre el seminario era Buena Letra y Buena Vida. Y Gracias a esa insistencia (gracias Lluís) hoy estoy cursando ya el Máster en Entrenamiento Grafotransformador y tengo que decir que me encanta. Es la herramienta que me faltaba para decir, ahora sí he encontrado como hacer de mi pasión mi trabajo.

Os cuento, hará unos 25 años cursé la carrera de magisterio, no era mi primera opción, pues yo quería hacer INEF pero un accidente esquiando me lo impidió. Así que opté por magisterio porque me encantan los niños y su mundo. Quizás porque su mundo suele ser más sincero que el de los adultos. La vida me llevó hacer otras cosas y esa carrera quedó como parte de mi aprendizaje. Hará tres años llegó el Coaching y aquí empecé a pensar que quizás tocaba recuperar mi primera carrera y unirla al Coaching, es por ello que nació Coachingandkids. Me encantaba la idea, pero digamos que me faltaba acción, el conocimiento estaba pero… qué me pasaba que no terminaba de arrancar? Aquí llega Kimmon, el Máster de Entrenamiento Grafotransformador, este método es el resultado de la investigación de diez años que ha llevado a cabo el profesor Joaquim Valls, partiendo de la neurología, la psicología positiva y la terapia cognitiva. Mejoramos la autoaceptación, la gestión emocional, empatía, desarrollamos la perseverancia, proactividad y extraversión y aumentamos el optimismo, paciencia y gratitud.

Genial, si esto lo sumamos al Coaching y a niños tengo mi cajita de conocimientos con un lindo lazo, lazo de tela hecha a base de conociemientos y herramientas poderosas. ¿Será la grafotransformación? No lo sé, pero tengo que decir que estoy consiguiendo cosas que jamás hubiera pensado. He pasado a la acción, tengo ganas de decirle al mundo que ya estoy lista para poder hacer lo que me gusta, tengo muchas ideas, la cabeza de repente me va a mil y curiosamente duermo mal y es porque no paran de venirme ideas y más ideas de cosas que se pueden hacer. Duermo poco, pero estoy feliz, porque me veo creando y a la vez trabajando en lo que me gusta. He descolgado el teléfono y he llamado a escuelas y les he dicho os quiero contar algo y si alguna vez creéis que os puede servir, decírmelo. He tenido alguna entrevista y me preguntaban, ¿exactamente que me estás pidiendo? Y mi respuesta es, no te pido, te cuento y si te sirve o sabes de alguien que le pueda servir dime y trabajamos juntos. Desde cero, todo lo que me venga será genial, pues tengo cero! Pero lo que si tengo claro es lo que no quiero! Y mientras tenga cosas materiales de las que pueda deshacerme para vivir, seguiré poniendo el foco en mi pasión para que sea ella la que me genera recursos para vivir. En mi anterior trabajo, estuve 13 años y decidí irme, pues me di cuenta que me sirvió económicamente, pero creo un blanco en mi vida importante y eso no quiero que vuelva a suceder.

Gracias a tod@s!

Ester Echeverría

Publicado en Coaching, Crecimiento personal, Distinciones, inteligencia emocional

A veces nos aferramos a las palabras…

1535030_10151875709901006_733279413_nA veces nos aferramos a las palabras como lo más importante en nuestra vida, pero hay tantas cosas que se dicen en silencio. Si observáramos más nuestro entorno y no nos dejáramos llevar por el que dicen o el qué dirán viviríamos tan felices! Nos preocupa tanto la imagen que hemos de dar, no digo imagen solamente física, sino nuestra manera de ser, de tomar decisiones, de pensar… Acabamos creando personajes clónicos de nosotros mismos (físicamente hablando) y emocional y personalmente somos diferentes. Dime: ¿te muestras igual, en el trabajo, en casa, con los amigos, en la facultad….? o muestras una parte de ti, adaptada al entorno en el qué estás en el momento, o… no te muestras por miedo al qué dirán. Cuantas veces queremos agradar y por ello hacemos cosas que no van con nosotros. OK, me puedes decir que quizás no irías a casa de tus suegros, o de ese amigo… pero bueno, vas por cortesía y por respeto a tu pareja, a tus otros amigos… está bien, digamos que lo haces con una intención, por respeto hacia alguien a quien quieres mucho. El tema viene cuando hacemos algo para agradar a otro y este algo no va con nosotros, no somos así, pero con tal de “no perder” a esa persona lo hacemos. ¿En qué lugar nos ponemos? Dejemos de pensar cómo quieren que seamos y seamos nosotros mismos.

Volviendo al inicio, antes de dar una respuesta observemos qué nos quieren decir, que nos quieren transmitir y evitemos que nos salte el “chip” por suponer o por interpretar. Observemos sus palabras, a veces una “,” puede cambiar el sentido de la frase, observemos su corporalidad, su emoción… quizás si nos ponemos en un mismo plano, resulta que podemos conversar y no discutir y podemos conversar porque entendemos lo que nos quiera decir aunque no estemos de acuerdo y no sintamos lo mismo, hemos de poder conversar teniendo distintas opiniones y no entrar en la fácil de discutir por un tema…

A veces las relaciones no son difíciles, las hacemos difíciles.

Ester Echeverría